Seguimos con historias bonitas y sueños cumplidos. Esta vez es Sara García la encargada de contarnos su fórmula infalible para vivir de un sueño, RAGACI. Enamorada de la alta costura, Sara nos relata cómo y por qué la moda llegó a su vida.  

 

Como bien dices en tu web, a los 16 años ya tenías claro qué estudios querías realizar. Pero no fue hasta los 18 cuando pudiste comenzar tus clases de patronaje y confección. ¿Fueron duros esos dos años?

Exacto, hasta los 18 años no pude empezar por problemas de transporte y tal. Era muy complicado desplazarme desde donde vivía hasta donde hacían las clases, y la verdad, tampoco me planteé ir a vivir allí.

Esos 2 años fueron muy duros ya que no estudiaba nada relacionado con la moda.

Decidí que haría bachillerato (siempre abre más las puertas que un Grado), y al salir tendría 18 años, podría acceder al Grado Superior directamente, tendría el carnet y ya podría desplazarme. Esos 2 años fueron muy duros ya que no estudiaba nada relacionado con la moda. Mis materias eran Literatura, Historia del Arte, Latín, etc.  Tenía muchísimos trabajos y exámenes. No tenía tiempo de otra cosa que no fuese estudiar. Tenía examen y me levantaba a las 5 de la mañana para repasar (Necesitaba una buena nota final para poder acceder a la Escuela de Patronaje ya que solo había 15 plazas). Finalmente acabé, con buen nota y pude empezar una nueva etapa.

¿Durante esos dos años Sara, te planteaste cambiar de idea?

No. Es más, es un NO rotundo. Es verdad que de pequeña siempre había querido ser Arqueóloga. Me encantan las películas de esa temática y estuve toda mi infancia queriendo estudiar arqueología, pero mi madre y mi abuela no eran muy partidarias ya que decían que no había mucha faena y si la había, era lejos. Al cabo de los años, ya tuve muy claro lo que quería hacer con mi vida, y jamás titubeé al respecto.

¿Qué pensaron tus familiares cuando les contaste tus planes de futuro?

Si te digo la verdad, no hubo un momento en el que les dijera “Voy a estudiar Moda”. Fue fluido y poco a poco iba haciendo más cosas relacionadas con la costura. Mi madre es modista, y siempre ha tenido un taller en casa donde estábamos juntas mucho tiempo. Mis tíos tenían un taller y siempre me llevaban con ellos. Así que poco a poco la cosa fue fluyendo, pero tanto mis padres como mis tíos, abuelas y familiares, están muy orgullosos de mí y de cómo va cogiendo forma mi futuro. Eso sí, saben que es a base de mucho esfuerzo, perseverancia y trabajo.

Mi madre es modista y siempre ha tenido un taller en casa.

Sara, comentas también en uno de tus post que, a pesar de dedicarte en cuerpo y alma a la confección porque es lo que te apasiona, no puedes dedicarte a ello en exclusiva. ¿Esperas que esto cambie algún día y poder dedicarte únicamente a la moda y cumplir tu sueño? ¿O tu sueño ya está cumplido?

Dedico mucho tiempo a la moda, pero es muy difícil vivir de ello cuando no tienes tienda física. Participo en muchos desfiles, vendo alguna de mis prendas RAGACI, tengo encargos, etc. Pero también tengo un alquiler, facturas, gastos, un coche, materiales para coser, etc. Y actualmente la moda no me da todo el dinero que necesito para vivir, entonces tengo que tener otros trabajos que me garanticen poder vivir.

Las ocasiones especiales y la alta costura es  en lo que más me gusta trabajar.

En la actualidad soy Patronista en una empresa de deportes. Con este nuevo trabajo espero tener tiempo suficiente para seguir con mi sector, ya que tengo varios encargos para bodas, que es lo que a mí me gusta. Las ocasiones especiales y la alta costura es  en lo que más me gusta trabajar en RAGACI.

Desde tu experiencia, ¿dirías que la moda es un mundo difícil al que poder acceder?

Desde mi punto de vista no es un mundo difícil de acceder, pero sí que es un mundo donde es difícil mantenerse. Aunque parezca mentira, detrás de un vestido hay muchísimo trabajo. Tienes que

  • Hacer el diseño
  • Las fichas técnicas
  • El patrón (molde) con las medidas del cliente o clienta.
  • Cortar el prototipo
  • Coserlo
  • Realizar las pruebas y rectificar los fallos
  • Rectificar esos fallos en el patrón
  • Cortar el tejido con el que se confeccionará la prenda
  • Coserlo
  • Realizar la segunda prueba
  • Rectificar posibles mejoras
  • Plancharlo y entregarlo

Últimamente está muy de moda lo hecho a mano y la compra online. ¿Has notado que tus ventas han incrementado recientemente?

Sí que es verdad que está muy de moda. Eso va bien para las tiendas que lo hacen todo en fabrica en grandes cantidades, pero yo lo hago todo manual. Mis precios no tienen nada que ver con los de los grandes fabricantes de ropa. Ellos envían a hacer un vestido a fabrica, se lo hacen todo, les cobran X y ellos lo venden a X + lo que quieran ganar. Yo lo hago a medida. Sí que es verdad que a veces hago piezas sueltas, pero igualmente hago yo todo el proceso. Por lo tanto, el precio de mis productos de mi marca RAGACI no puede ser de 20€ como sería en una tienda. Así que vender online piezas de 150€, 180€ o 200€ es más difícil. No se arriesgan tanto porque si no les va bien, es mucho dinero a “perder”.

Nos has comentado que te apasiona realizar productos exclusivos y para eventos especiales. De todos tus diseños y trabajos, ¿Hay alguno que sea especial para ti?

Mi trabajo más especial fue mi proyecto de fin de Grado Superior. Fueron 3 vestidos de Sevillana en honor a mi familia andaluza. Mis abuelos tienen allí una casa y cuando era pequeña íbamos mucho. Me encanta Andalucía y los trajes de flamenca.

Yo aproveché un sobrante de tejido y me hice un vestido sencillo, para poder ir acorde con ellas. 

Me encanta Andalucía y los trajes de flamenca.

Yo te conocí por Instagram y, supongo que como yo, muchos más. ¿Es para ti Instagram una de las mejores herramientas que utilizas para dar visibilidad a tu marca?

Sí, a día de hoy Instagram es una herramienta muy importante ya que es un mundo abierto a todos. Todo el mundo está ahí y es relativamente fácil que se encuentren con tu perfil. Aunque cuesta mucho llegar al público, poco a poco voy subiendo los seguidores y eso me hace mucha ilusión ya que eso significa que mi perfil gusta, gusta lo que hago y será más fácil vender y hacer saber que hago vestidos a medida para ocasiones especiales.

Es muy triste ya que unos se lo curran y otros no. Y el resultado es el mismo de cara a los demás.

También he de decir que a día de hoy ya no sabes quién gana seguidores por sus esfuerzos o por sus tarjetas. La compra de seguidores está en mando de hasta los más famosos. que quieren aumentar mucho más sus seguidores. En las cuentas pequeñas es fácil saberlo porque si tienen 50mil seguidores y luego 1000 likes en las fotos, algo no cuadra. ¿Dónde están los 49mil seguidores restantes?

Es muy triste ya que unos se lo curran y otros no. Y el resultado es el mismo de cara a los demás.

Tienes razón, pero eso también es motivo de satisfacción. Ya que tú has ido creciendo día a día por tu esfuerzo.

Además de los perfiles sociales, web y desfiles en los que has participado, ¿participas también en mercados especializados o realizas otro tipo de colaboraciones?

A día de hoy no he participado en ningún market ya que no tengo tallaje de prendas, solo tengo prendas puntuales, aunque este verano tengo un par fichados porque quiero hacer más producción en más tallas.

También estamos pendientes de una confirmación de un Showroom en Playa de Aro (Girona) donde diseñadores como yo podremos acceder a tener un pequeño espacio en la tienda para vender nuestros diseños.

He realizado 2 colaboraciones, una con sarafructuoso__ y otro con susanalos. A Sara le hice una falda de tablas diseñada por ella, para que publicara una foto en su Instagram. A Susan, le gusto uno de mis vestidos y se lo envié.

De momento estoy intentando hacer producción tanto para los posibles markets como para el showroom.

¿De dónde sacas las ideas para diseñar y confeccionar las prendas? ¿Tienes diseñadores en los que te inspiras? ¿Instagramer en las que te fijas para conocer qué está de moda?

Las ideas surgen en mi cabeza, en momentos que no espero. Cuando estoy a punto de dormir, cuando me ducho, incluso cuando pongo la lavadora y separo los colores.

Tiene una delicadeza y unas manos maravillosas. Hace Arte.

Sí que es verdad que hay muchos diseñadores a los que sigo porque me encanta su trabajo, como sería el Español Ze García. Lo admiro desde el momento que supe de su existencia. Tiene una delicadeza y unas manos maravillosas. Hace Arte.

También amo a Zuhair Murad y Elie Saab.

Ahora Sara, hablemos de futuro. ¿Cómo te ves en 10 años?

La verdad, muchas veces me pregunto qué será de mí en 10 años. Si te soy sincera, muchas veces me cuesta ubicarme. Es difícil saber dónde estarás, las cosas cambian muy rápido.

Ahora acaba de empezar mi aventura como Patronista en la empresa de deportes. No tiene nada que ver con el sector de las ceremonias, pero me gusta también. Es un mundo nuevo para mí. Pero me encantaría, que el día de mañana, tenga tantos encargos que pueda dejar la empresa, alquilar un despacho o un local donde pueda tener mi taller y recibir a mis clientas.

También me encantan las telas. Me encantaría tener una tienda de telas con atelier, donde pudiese tener tantos tejidos que mis clientas pudiesen encontrar el que quisiesen,  y tener yo la opción de hacer a mi antojo diseños, pudiendo coger los tejidos que prefiriese.

Supongo que empezaría con el despacho y más tarde si todo va bien, daría el paso a tener una tienda a pie de calle.

Si te ha gustado el contenido no dudes en compartir